Síguenos en: www.facebook.com/Urovirtual www.twitter.com/urovirtual www.youtube.com/urovirtual

Patología prostática - Lo que debe saber - urovirtual.net

Información básica sobre el cáncer de Próstata

Fecha de publicación:
19/04/02

Autor:
Instituto Médico Tecnológico
La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino del tamaño de una nuez en condiciones normales y que se encuentra entre la vejiga (órgano que almacena la orina) y la uretra (tubo que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior. La próstata se encuentra por delante del recto (parte final del tubo digestivo). El cáncer de próstata es un tumor maligno que crece generalmente en la parte externa y posterior de la glándula. A medida que el cáncer crece se extiende hacia el interior y hacia el exterior de la próstata. Si el cáncer no ha salido de la próstata es localizado.

El médico puede sospechar que un paciente tiene un cáncer de próstata si al realizar un tacto rectal (colocar un dedo en el ano para tocar la próstata) se toca un nódulo (bulto) o la próstata está dura o irregular. Si hay sospecha de cáncer de próstata, el médico realizará una biopsia con anestesia local (pinchar la próstata) para quitar unos pequeños trozos que son examinados por el patólogo con un microscópio.

También se puede sospechar un cáncer de próstata si se encuentra elevada en la sangre una sustancia que se produce exclusivamente en la próstata y que se llama antígeno prostático específico también conocido como PSA. Sin embargo, el PSA se eleva no solamente cáncer de próstata sino que por cualquier enfermedad de la próstata, sea maligna o benigna (infecciones, hiperplasia o infarto de próstata, etc).

A partir de los 50 años de edad, todos los varones tienen que realizarse cada año un tacto rectal y una medición del PSA. Sin embargo, si en la familia de un individuo hay casos de cáncer de próstata (abuelo, padre, hermanos) el control debe comenzar a los 40 años por la posibilidad de que exista en cáncer de próstata familiar.

EL PSA es de gran importancia ya que cuando está elevado puede adelantar el diagnóstico del cáncer de próstata seis o siete años antes de que el tumor se manifieste. Cuanto antes se diagnostique el cáncer de próstata es más probable que pueda ser curado.

Cuando se ha encontrado un cáncer de próstata, el médico realizara pruebas para saber si el tumor se ha extendido fuera de la próstata. Estas pruebas son: tomografía computarizada (TAC), gammagrafía ósea, radiografía de tórax, etc.

Si no hay sospecha de que el tumor esté extendido, el paciente puede ser curado realizando un tratamiento radical que consiste en uno de los siguientes: cirugía para extirpar la próstata, las vesículas seminales y los ganglios linfáticos (prostatectomía radical) o radioterapia ya sea externa o con agujas radiactivas que se colocan en el interior de la próstata (braquiterapia).

Si el tumor se diagnostica cuando es muy pequeño y el paciente es anciano, puede ser que el paciente no necesite tratamiento, y que solo se deban realizar controles hasta que el tumor sea más grande (conducta expectante). Esta forma es muy frecuente en los países nórdicos.

Si el tumor se ha extendido a los huesos o a los ganglios linfáticos se realiza un tratamiento con medicamentos que frenan la hormona masculina (tratamiento hormonal) que puede ser con una operación que extirpa los testículos del paciente (orquiectomía) o con una inyecciones que se aplican cada uno, dos o tres meses (agonistas de LH-RH). En ocasiones se agregan unos comprimidos que también actúan compitiendo con la hormona masculina y que se llaman antiandrógenos. Este tratamiento también se puede aplicar en pacientes con tumor localizado en los que por tener edad avanzada o presentar enfermedades asociadas no se puede realizar un tratamiento radical con cirugía o radioterapia.

[Cáncer de próstata: Detección precoz / Tratamientos ]

Solicite visita

Reserve una cita en nuestras clínicas

> Pedir cita

CONSULTA ON-LINE

Haga su consulta on-line y nuestro equipo le asesorará

> Consultar

INSTITUTO MÉDICO TECNOLÓGICO

Escorial 171 4ª Planta
08024 Barcelona España
Tel.: 93 285 33 99