Síguenos en: www.facebook.com/Urovirtual www.twitter.com/urovirtual www.youtube.com/urovirtual

bienvenidos - urovirtual.net

Usted se encuentra en:

VIVIR MAS Y MEJOR

07/12/2017 a las 10:34h - Autor: IMT

Se han presentado varios estudios que demuestran que con cambios significativos en nuestro estilo de vida ( dieta saludable, restricción calórica, abandono del tabaco, disminución significativa del consumo de alcohol) podemos aumentar la expectativa y la calidad de vida.

Cambios en la dieta disminuyen el riesgo de muerte. Un nuevo estudio sugiere que nunca es demasiado tarde para mejorar la salud realizando cambios en nuestra dieta. De acuerdo con los resultados de un estudio publicado en New England Journal of Medicine y realizado en el Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard (USA) con profesionales de la sanidad, los que comenzaban a comer comidas más saludables como legumbres, frutas, vegetales y pescado reducían hasta en 8 años el riesgo de muerte. Por otro lado, el empeoramiento de la dieta aumenta el riesgo. Participaron más de170.000 profesionales sanitarios de todo Estados Unidos entre 30 y 75 años de edad. Los participantes completaron unos cuestionarios al comienzo y luego cada 2 años. Los investigadores analizaron los cambios en la dieta entre 1986 y 1998 y la mortalidad y morbilidad a partir del año 2010. Excluyeron a los participantes que murieron antes de 1998, los que en ese año tenían historia de cáncer o enfermedad cardiovascular, los que no aportaron información sobre la dieta y los hábitos de vida y los que consumían muchas o muy pocas calorías. La media de los participantes consumía una dieta muy mala en 1986. Los investigadores pudieron determinar la causa de muerte en 98% de los casos. Los participantes que cambiaron más su dieta eran más jóvenes, realizaban más ejercicio, bebían menos alcohol que aquellos que cambiaron menos su dieta. En general, el aumento de la calidad de la dieta durante los primeros 8, 12 o 16 años se acompañaba de disminución entre 8% y 17% del riesgo de morir por cualquier causa. Los cambios de más larga duración tenían mayores efectos. La mejoría de la dieta durante 8 años se asoció con una reducción de mortalidad de 11% mientras que una mejoría de la dieta durante 16 años reducía la mortalidad 26%. Por ejemplo los cambios se producían si los participantes aumentaban el consumo de nueces y legumbres de nada a una taza por día y reducía el consumo de carne roja o procesada de una ración y meda por día a casi nada. Un empeoramiento de la dieta durante 12 años se asociaba con un aumento de la mortalidad entre 6% y 12%. Los que consumían una dieta saludable desde el comienzo del estudio, tenían un riesgo de mortalidad entre 9% y 14% menor.

Solicite visita

Reserve una cita en nuestras clínicas

> Pedir cita

INSTITUTO MÉDICO TECNOLÓGICO

Escorial 171 4ª Planta
08024 Barcelona España
Tel.: 93 285 33 99

Publicidad